miércoles, 29 de abril de 2015

Todas las hadas del reino (Laura Gallego)

TÍTULO: Todas las hadas del reino
AUTOR: Laura Gallego
GÉNERO: Fantasía
AÑO: 2015

RESUMEN: Camelia es un hada madrina que ejerce su trabajo con mucha devoción. Un día le encomiendan a un nuevo ahijado, Simón, un humilde mozo que trabaja en las cuadras de palacio y que está enamorado perdidamente de la hermosa princesa. Cuando Camelia intenta ayudarle las cosas nunca terminan saliendo como ella pretende.

TEMAS: Para mí una de las bases de la novela ha sido el amor por los libros y la lectura, además de un homenaje continuo a los cuentos de hadas.

Su dedo índice recorrió los lomos de los libros, desgastados por el uso y por el tiempo. Eligió uno de sus favoritos y se lo llevó hasta la mecedora. Una vez allí se puso los anteojos y, bien acomodada frente al fuego, con una taza de chocolate caliente y el libro abierto sobre su regazo, lo abrió por una página al azar y se dispuso a dejarse llevar por la magia de las palabras”.   (Parece que al hada Camelia le gusta leer junto al fuego...) :-)

Aunque creo que uno de los temas más importantes de la historia (más que el amor o el despecho, e incluso que la traición) es la ingratitud.

OPINIÓN PERSONAL: Sobre este libro había visto opiniones de lo más diversas, desde considerarlo el peor de Laura Gallego hasta ponerlo como de una pequeña joya. La portada y el título, con todo el aroma de los cuentos clásicos (que son para mí una debilidad) habían picado mi curiosidad y en un arrebato decidí conocer la historia que se encerraba en su interior.

Todas las hadas del reino es un cuento de hadas al más puro estilo tradicional. En él encontramos todos los elementos que sustentan estas historias: héroes (siempre muchachos jóvenes) valientes, princesas perseguidas y prometidas contra su voluntad, brujas malvadas, pruebas de valor, espejos mágicos…

Consideradlo así —el hada repasó con el dedo índice varios puntos de la lista que tenía anotada en su cuaderno—: al ser de origen humilde, nunca ha sido importante para nadie poderoso, lo cual significa que está libre de todo tipo de hechicería, maldición o mal de ojo. No ha llamado la atención de ninguna bruja, dragón o demonio. No ha acordado con ningún ser sobrenatural la entrega de su hijo primogénito. No posee ninguna reliquia mágica que pueda ser codiciada por otras personas. No se le concedieron dones especiales cuando nació, por lo que nadie va a tratar de secuestrarla ni de utilizarla para fines siniestros. Tampoco ha despertado la envidia de ninguna madrastra malva. Y, ya que hablamos de familia… —Pasó una página de su libreta y continuó—: Como ya saben, no tiene siete hermanos. Ni humanos ni hechizados. Así que no se verá obligada a realizar ninguna tarea para levantar el encantamiento”.

Además la historia está bañada con continuas menciones a los cuentos clásicos desde el principio
Laura Gallego.
Fuene de imagen: Wikipedia
hasta el final. A veces estas menciones no son más que pequeñas anécdotas, otras se convierten en la base de la historia, y en otras ocasiones son cuentos dentro del cuento. La que más me ha gustado ha sido la de La bella y la bestia, pero creo que deben de aparecer casi todos los cuentos: La princesa y el guisante, La bella durmiente, Los seis cisnes, Caperucita roja, El enano saltarín

La novela no es una lectura trepidante, pero el estilo de la autora es dulce y contagia la magia del entorno feérico al lector, seduciéndole para seguir leyendo.

Aunque en mi opinión la historia tiene un pero que viene, precisamente, de algo que por otra parte es su virtud: usar todos los elementos clásicos de estas historias. Esto que logró por un lado que disfrutara de su lectura,  por otro condujo a que en cuanto aparecía un elemento en escena, en la mayoría de los casos supiera a dónde me iba a llevar, por lo que el libro se me hizo bastante predecible y algo lento. Así que una vez superada la mitad de la novela me preguntaba continuamente, y aún me lo pregunto, si para contar esta historia eran necesarias tantas páginas. Son 477 páginas, pero creo que con cien menos hubiera sido más ágil.

También creo que la historia habría ganado de tener mayor peso uno de sus personajes, el que ha sido mi favorito: Ren. Ren es un zorro ancestral, uno de esos animales parlantes de los cuentos, y que se supone que es muy poderoso. Pero este personaje me parece que promete más de lo que la autora nos ofrece, así que al acabar me quedé con la sensación de que, de haber tenido más fuerza en la historia y de haber desplegado con mayor claridad su personalidad ladina y sus "poderes", habría dado mucha más vitalidad a la narración.

Resumiendo, Todas las hadas del reino me ha parecido un bonito cuento de hadas que juega sabiamente con todos los elementos de los cuentos tradicionales pero al que le sobra "metraje".

¿LO RECOMENDARÍA?: A los amantes de los cuentos clásicos de hadas.

VALORACIÓN:

martes, 28 de abril de 2015

El bosque y yo

TÍTULO: El bosque y yo
AUTOR: VV.AA.
AÑO: 2011

RESUMEN: El bosque y yo es una colección de relatos escritos por mujeres que expresan sus emociones respecto al bosque y los árboles.

OPINIÓN PERSONAL Y TEMAS: El año 2011 fue declarado por La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas el Año Internacional de los Bosques, y como conmemoración de ese hecho surgió este proyecto por parte de la editorial Casiopea. Un libro que recoge cuarenta relatos, todos de cortita extensión, escritos por mujeres que pretenden trasmitir su afecto por la naturaleza. Estos textos se ordenan por temática dentro de bloques: Recuerdos de la infancia, El poder curativo de los árboles, Misceláneas, En llamas, Manos a la obra y Hablan las expertas. Los del último de ellos provienen, entre otras, de la pluma de Jane Goodall, de Ana Laiva (Directora de Fundación Biodiversidad) y de S. Grouwels, K. Wagner y L. Schweitzer (Fao).

Algunos de estos relatos provienen de un concurso que sobre este tema organizó la editorial y otros provienen de mujeres muy vinculadas con el trabajo de protección de  la naturaleza, siendo probablemente el nombre más conocido el de Jane Goodall, a cuya fundación, en agradecimiento por su colaboración, Ediciones Casiopea cede el 50% de las ventas del libro.

Algunas de las historias son pequeños cuentos ficticios y otras son o están basadas en experiencias reales de sus autoras. Muchos de los relatos, de hecho, son más bien breves ensayos, sobre todo en el último bloque temático. Aquí me he encontrado varios de los textos más interesantes del libro, como  "Mujeres y sostenibilidad forestal" de S. Grouwels, K. Wagner y L. Schweitzer (Forestry Policy & Economics Team-Fao), que nos habla precisamente de la importancia de la mujer en la conservación del bosque, y viceversa:

En zonas sin bosques cercanos o con masas forestales degradadas, la recolección de productos, de madera, alimentos o recogida de agua, consumen mucho tiempo de la mujer y limitan sus oportunidades de participar en otras actividades de la comunidad. Sin embargo el impulso para mejorar las cosas, garantizar la correcta explotación de los bosque y el acceso a los alimentos de los más pobres a menudo procede de las propias comunidades como se ve en el siguiente ejemplo tanzano. En la región de Shinyanga en Tanzania, se plantaron árboles autóctonos de comunidades próximas a sus aldeas, reduciendo el tiempo en un 80% en la recogida de leña, alimentos y agua. Como resultado, las mujeres ganaron tiempo para la educación, la generación de ingresos y las responsabilidades sociales”.

Entre las narraciones del libro se encuentran menciones a interesantes programas e iniciativas como la de la eco-diseñadora Almudena Fernández que en cada cajita de su colección de zapatos incluye una bolsita de semillas para ayudarnos a cuidar de nuestro entorno. O una interesante reflexión de Pilar Hernán, jefa del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, de cómo cualquier incendio se podría apagar con un simple vaso de agua (si se cogiera a tiempo), haciendo además un llamamiento para que se avise al teléfono de emergencias ante el avistamiento de cualquier columna de humo.

El relato que más me gustó es el titulado "El bosque del olvido" de Lourde Torres. Una hermosa conversación entre árboles con un estilo melodioso y rítmico.

En los más profundo de un frondoso bosque se encontraban dos robustos árboles que temblones y miedosos parecían estar, ¿qué les podría pasar? Al murmullo del viento parecían temer y de él se querían esconder”.

Lo que menos me ha gustado de este libro es que tiene bastantes más erratas y errores de los que me agrada encontrarme en los libros.

Muchas gracias a Ediciones Casiopea por el envío del ejemplar

¿LO RECOMENDARÍA?: Sí, teniendo en cuenta las erratas.

VALORACIÓN: 

lunes, 27 de abril de 2015

El Quijote. 2ª parte (Capítulos 15-29). Reto.

Capítulo 29

En este capítulo sucede una aventura que me ha recordado a la famosa de los molinos de viento de la primera parte. Sancho y don Quijote llegan a las orillas del río Ebro. Encuentran un extraño barco sin remos y don Quijote le asegura a Sancho que han de embarcarse en él y soltar amarras pues allí les espera una aventura. Lo hacen y Sancho, que oye revolverse a su asno y a Rocinante en tierra, empieza a llorar por dejar a sus amigos, pero se calma cuando ve que no se alejan mucho de ellos.
 
Divisan desde el barco unos molinos que don Quijote toma por castillos donde cree que habrá de rescatar a alguna princesa en apuros, suposición que ve reforzada cuando varios hombres cubiertos de harina salen gritándole que se alejen de las ruedas o se ahogarán. Por los pelos se salvan, pero el barco queda destrozado y don Quijote ha de pagarlo después de ver que no había castillos ni princesas, y de concluir que probablemente todo había sido una jugarreta de algún hechicero. Sin embargo, parece que don Quijote empieza a cansarse de tantas dificultades, pues acaba diciendo:

"- ... que todo en este mundo es máquinas y trazas, contraias unas de otras. Yo no puedo más."

Capítulo 28

Sancho está bastante enfadado con don Quijote porque este puso pies en polvorosa y no trató de ayudarlo mientras le daban varapalos los vecinos del pueblo del rebuzno, y le recrimina que haya huido. Pero don Quijote le asegura que no ha huido, que se ha retirado sabiamante, y que eso no es lo mismo. Pero Sancho continúa con resquemor y amenaza con volverse a casa y exige su paga. Finalmente ante los reproches de don Quijote y la mención de su prometida ínsula se arrepiente de sus palabras y decide continuar al lado del Caballero de los Leones.
 
 Capítulo 27

Conocemos en este capítulo la verdadera indentidad del titiritero maese Pedro, que resulta ser uno de los presos a los que don Quijote dio la libertada en la primera parte y quien le robó el burro a Sancho. Y esa es la razón por la que conoció la identidad de caballero y escudero, y no porque se lo dijera el mono.

Después del alboroto de la venta prosiguen su camino don Quijote y Sancho cayendo en una aventura de la que vuelven a salir malparados. Ambos se encuentran con la gente del pueblo del rebuzno a punto de empezar a batallar por desquitarse del pueblo que de ellos se burla, pero don Quijote interviene y les dice que solo hay cuatro o cinco causas para ir a tomar las armas, según su juicio: 

"- (...) la primera, por defender la fe católica; la segunda, por defender su vida, que es ley natural y divina; la tercera, en defensa de su honra, de su familia y hacienda; la cuarta, en servicio de su rey, en la guerra justa; y si le quisiéremos añadir la quinta, que se puede contar por segunda, es en defensa de su patria (...); pero tomarlas por niñerías y por cosas que antes son de risa y pasatiempo que de afrenta, parece que quien las toma carece de todo razonable discurso". 

Quiso seguir con las razones Sancho, pero con tan mala idea que se puso a rebuznar, lo que a alguno le pareció un insulto y acabó asestándole un varapalo. Don Quijote le quiso vengar pero eran tantos contra él que hubo de poner pies en polvorosa, con Sancho siguéndole detrás.


  Capítulo 26

Continuando en la venta, asistimos a una representación con los títeres, pero don Quijote cree que es real lo que ve y acaba destrozando todos los muñecos. Mientras, entre tanto jaleo el mono se escapa. Finalmente todos llegan a un acuerdo pagando don Quijote una cantidad por el desastre que armó.


 Capítulo 25

Llegados a la venta, y ansioso don Quijote por oir la historia del hombre de las armas, le ayuda a dar de comer a su jumento, lo que parece ser una señal de la humildad de don Quijote, a quien no le importa hacer trabajos que no son de su condición de caballero.
 
Después este hombre le cuenta su historia, que es muy graciosa: unos hombres se van a buscar a un burro al monte y se ponen a rebuznar para atraerlo, tan asombrados quedan de lo bien que lo imitan que deciden contarlo al pueblo entero a su regreso. Otros pueblos cercanos se enteran de la anécdota y empiezan a burlarse de sus vecinos, así que "el pueblo de los rebuznos" decide luchar contra los que de ellos se burlen.
 
Tras esa historia entra en la venta un titiritero (Maese Pedro) y su mono "adivino". Por dos reales el mono dice el pasado y el presente, pero no el futuro. Sancho tiene bastante (aunque no suficiente) cabeza y dice que:
 
"-¡Voto a Rus -dijo Sancho-, no dé yo un ardite porque me digan lo que por mí ha pasado!; porque, ¿quién lo puede saber mejor que yo mesmo? Y pagar yo porque me digan lo que sé, sería una gran necedad; pero, pues sabe las cosas presentes, he aquí mis dos reales, y dígame el señor monísimo qué hace ahora mi mujer Teresa Panza, y en qué se entretiene".
 
Maese Pedro cae entonces de rodillas reconociendo a don Quijote como un gran caballero, y a su magnífico escudero Sancho Panza, quienes se asombran de que haya adivinado quienes eran. Don Quijote empieza a pensar que ese titiritero tiene tratos con el diablo. Le preguntan también al mono sobre la veracidad de las aventuras de la cueva de Montesinos, y dice que unas son verosímiles y otras no. Y ya está. En fin, que este embacaudor a mí me parece que no se lo trabaja mucho...

Capítulo 24

Continúan las aventuras, llegándose el hidalgo y sus dos compañeros a una venta cercana a una ermita. Por el camino se encuentran con un hombre con mucha prisa que carga con unas armas y que promete contarles su historia cuando se encuentren en la venta, y también con un joven paje que va a pie para servir en la guerra. Don Quijote alaba su buen juicio y le asegura que :

" ...no hay otra cosa en la tierra más honrada ni de más provecho que servir a Dios, primeramente, y luego, a su rey y señor natural, especialmente en el ejercicio de las armas, por las cuales se alcanzan, si no más riquezas, a lo menos, más honra que por las letras, como yo tengo dicho, muchas veces".

Y le recuerda además que, como dijo Julio Cesar, la mejor muerte:

"... es la impensada, la de repente y no prevista; y, aunque respondió como gentil y ajeno del conocimiento del verdadero Dios, con todo eso, dijo bien, para ahorrarse del sentimiento humano; que, puesto caso que os maten en la primera facción y refriega, o ya de un tiro de artillería, o volado de una mina, ¿qué importa? Todo es morir, y acabóse la obra; y, según Terencio, más bien parece el soldado muerto en la batalla que vivo y salvo en la huida".

Parece que las palabras del nuestro caballero gustan tanto a Sancho que se pregunta a sí mismo:

"¿Y es posible que hombre que sabe decir tales, tantas y tan buenas cosas como aquí ha dicho, diga que ha visto los disparates imposibles que cuenta de la cueva de Montesinos?"

 Capítulo 23

Una vez que llegan a la cueva de Montesinos don Quijote se adentra en ella cogido mediante sogas, y tras permanecer dormido allí durante una hora, regresa contando las aventuras que en la cueva le acontecieron. 

Se encontró con Montesinos mismo, de quien la cueva toma su nombre, y este le relató que el malvado brujo Merlín los tiene encantandos a él, a su primo Durandarte y a su amada Belerma, y también a la dueña Ruidera, a sus hijas y sobrinas, y a su escuedero Guadiana. Estos últimos lloraron tanto que Merlín se apiadó de ellos: a las mujeres las acabó transformando en lagunas y a Guadiana en río. 

Asegura también don Quijote que vio a Dulcinea con el aspecto de labradora, lo cual Sancho sabe que es imposible, pues fue una mentira que le contó él hace tiempo. Le dice entonces que en la cueva no ha pasado nada y que todo es una locura de las suyas. Don Quijote no le cree y asegura que le contará más cosas que le sucedieron en  la cueva.

Capítulo 22

Este capítulo ejerce de unión entre la historia de la boda de Quiteria y Basilio y la que será la siguiente aventura de don Quijote.

Tras ser agasajados por los recién casados, el Caballero de los Leones y su escudero se dirigen a la Cueva de Montesinos, acompañados por el primo de Basilio, en busca de nuevas aventuras.

 Capítulo 21

Aparece Basilio en la boda y parece que el acontecimiento se va a tornar en un velorio pues el desdichado se clava un estoque en el pecho, y con sus últimas fuerzas pide casarse con Quiteria para salvar su alma. Esta consiente en entregarle la mano de esposa, y Sancho les apura pues le parece que mucho habla Basilio y no le va a dar tiempo de morir en paz:

"Quiteria, toda honesta  y toda vergonzosa, asiendo con su derecha mano la de Basilio, le dijo:
-Ninguna fuerza fuera bastante a torcer mi voluntad; y así, con la más libre que tengo te doy la mano de legítima esposa, y recibo la tuya, si es que me la das de tu libre albedrío, sin que turbe ni contraste la calamidad en que tu discurso acelerado te ha puesto.
-Sí, doy -respondió Basilio-, no turbado ni confuso, sino con el claro entendendimiento que el cielo quiso darme; y así, me doy y me entrego por tu esposo.
-Y yo por tu esposa -respondió Quiteria-, ahora vivas largos años, ahora te lleven de mis brazos a la sepultura.
-Para estar tan herido este mancebo -dijo a este punto Sancho Panza- mucho habla; hánganle que se deje de requiebros y atienda a su alma".

Pero Basilio, una vez tomada por esposa a su amada, se saca el estoque y muestra que no hay herida alguna en su cuerpo. Fue todo un ardid para engañar a Camacho, quien burlado saca la espada, y a punto está de estallar una pelea si no es por don Quijote que recuerda que en el amor y en la guerra todo vale.

Quiteria y Basilio se marchan de la boda y don Quijote los sigue acompañado de Sancho, quien está muy apenado por todas las ollas de comida que deja a sus espaldas.

Capítulo 20

En este capítulo nos relata Cervantes la fiesta que se prepara en la boda entre Camacho y Quiteria. Sancho es muy feliz entre tanta comida que hay para llenar el estómago, tan feliz que incluso cambia de opinión y piensa que está muy bien eso de mirar más por el tener que por el amor, y se declara seguidor de Camacho y no de Basilio:
" (...) que tanto vales cuanto tienes, y tanto tienes cuanto vales. Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener, aunque ella al del tener se atenía (...). Un asno cubierto de oro parece mejor que un caballo enalbardado. Así que vuelvo a decir que a Camacho me atengo, de cuyas ollas son abundantes espumas gansos y gallinas, liebres y conejos; y de las de Basilio serán, si viene a mano, y aunque no venga sino al pie, aguachirle."
 
Y Sancho que está inspirado con el banquete, encuentra con el hambre y la comida una comparación tan buena con la muerte que hasta don Quijote se asombra:

"(...) que no hay que fiar en la descarnada, digo, en la muerte, la cual, también come cordero como carnero; y a nuestro cura he oído decir que con igual pie pisaba las altas torres de los reyes como las humildes chozas de los pobres. Tiene esta señora más de poder que de melindre: no es nada asquerosa, de todo come y a todo hace, y de toda suerte de gentes, edades y preeminencias hinche sus alforjas. No es segador que duerma siestas, que todas horas siega, y corta así la seca como la verde yerba; y no parece que masca, sino que engulle y traga cuanto se le pone delante, porque tiene hambre canina, que nunca se harta; y, aunque no tiene barriga, da a entender que está hidrópica y sedienta de beber solas las vidas de cuantos viven, como quien se bebe una jarra de agua fría".

Capítulo 19

Este capítulo nos pone de manifiesto (no es la primera vez) las ideas que sobre el matrimonio y las mujeres había en la época. 

Don Quijote se encuentra con unos labradores y unos estudiantes que van a una boda muy especial de unos labriegos: el novio es el más rico del pueblo (Camacho), y la novia (Quiteria) es la más hermosa. Pero le cuentan a don Quijote que hay un zagal (Basilio) despechado: amaba a Quiteria pero el padre de ella no los dejó casar pues a pesar de las múltiples virtudes de Basilio no tenía tanta riqueza como Camacho. Sancho piensa que "se casen los que bien se quieren", pero don Quijote le responde que no, que los matrimonios son cosas de padres y no del corazón, utilizando un discurso en el que además parece que considera a las  mujeres muy frívolas y tontas:
 
"Si todos los que bien se quieren se hubiesen de casar -dijo don Quijote-, quitaríase la eleción y la juridición a los padres de casar a sus hijos con quien y cuando deben; y si a la voluntad de las hijas quedase escoger los maridos, tal habría que escogiese al críado de su padre, y tal al que vio pasar por la calle, a su parecer, bizarro y entonado, aunque fuese un desbaratado espadachín; que el amor y la afición con faciliad ciegan los ojos del entendimiento, tan necesarios para escoger estado".

Capítulo 18

Don Qujote y Sancho llegan a la casa de don Diego de Miranda, donde pasan unos días hablando del oficio de la poesía y del de la caballería andante. El hijo de don Diego se queda convencido de la locura del hidalgo a pesar de su buen juicio en otros asuntos (como cuando alaba sus versos). Cervantes, que también cultivó la poesía, nos deja en este capítulo alguna composición poética.

Finalmente ponen rumbo, nuestro caballero y su escudero, a Zaragoza, con mucha pena por parte de Sancho que estaba muy cómodo bajo techo y con comida abundante.

Capítulo 17

Este es de los capítulos que más me ha gustado del Quijote. Una aventura bastante graciosa.
 
Para empezar, Sancho guarda unos quesos en la celada de don Quijote, y cuando este se la pone en la cabeza no sabe si se le están derritiendo los sesos o es que está sudando más que nunca.
 
Luego, don Quijote se acerca al carro de las banderas reales y comprueba que están transportando una pareja de leones. Tras ponerse a cubierto Sancho y el hidalgo con el que se encontraron anteriormente (llamado don Diego de Miranda), don Quijote ordena que liberen a los animales contra los que peleará para demostrar su valentía. Liberan finalmente, tras varias negativas, al león macho, pero este prácticamente no hace nada y decide quedarse tranquilo en su jaula. ¡Don Quijote se nos salva de milagro!
 
Eso sí, ahora quiere cambiar su apodo de Caballero de la Triste Figura a Caballero de los Leones:
 
"-(...) y en esto sigo la antigua usanza de los andantes caballeros, que se mudaban los nombres cuando querían, o cuando les venía a cuento."

Después de superar tan grande temeridad, prosiguen su camino y llegan a la casa de don Diego de Miranda.

Capítulo 16

Está don Quijote muy contento por haber vencido magníficamente en un lance, y no se preocupa porque su enemigo haya sido el bachiller Carrasco, pues está seguro que será cosa de ese mago malvado, que parece perseguirle, para enemistarle con su amigo.

En esto están cuando se encuentran con un hidalgo al que don Quijote deja asombrado tras una interesante conversación sobre la poesía. Pero es posible que el hidalgo cambie de opinión, pues nuestro caballero ha visto un carro lleno de banderas reales y cree que se le presenta una nueva aventura...

Para acabar solo comentar que en este capítulo ha habido un buen montón de términos que he tenido que buscar en el diccionario, os dejo alguno por si tenéis curiosidad:

Alfanje: Especie de sable, corto y corvo, con filo solamente por un lado, y por los dos en la punta.
Tahalí: Tira de cuero, ante, lienzo u otra materia, que cruza desde el hombro derecho por el lado izquierdo hasta la cintura, donde se juntan los dos cabos y se pone la espada.
Arzón: Parte delantera o trasera que une los dos brazos longitudinales del fuste de una silla de montar.



Capítulo 15

Sabemos por fin por qué el bachiller Carrasco se ha disfrazado de Caballero de los Espejos y por qué retó a don Quijote. Todo era un ardid, urdido con el cura y el barbero, para que don Quijote al perder se viera en la obligación de abandonar la actividad de la caballería andante. Pero ¿qué sucedió? Que actuó la Ley de Murphy (en aquel siglo no sé como la llamarían) y el que perdió fue el bachiller. Y ahora está lamiéndose las heridas y planeando vengarse del Caballero de Triste Figura por haberle vencido. ¡Qué mal me cae este hombre!

A parte de esto se nos plante una interesante pregunta: ¿quién es más loco? ¿el que no puede evitarlo o aquél que sin serlo no deja de hacer necedades?

jueves, 23 de abril de 2015

El caballo y el muchacho (Crónicas de Narnia III) (C. S. Lewis)

  Lo primero de todo: ¡¡FELIZ DÍA DEL LIBRO!! :-)


TÍTULO: El caballo y el muchacho
AUTOR: C. S. Lewis
TÍTULO ORIGINAL: The horse and his boy
GÉNERO: Fantasía
AÑO: 1954

RESUMEN: Sastha es un muchacho del reino de Calormen que un día oye como, el que creía su padre, va a venderlo a un gran señor. Avisado por un caballo parlante llamado Bree, emprende su huida hacia la promesa de una nueva vida en Narnia. Y ahí comienzan sus aventuras, que le llevarán a descubrir su verdadero origen.

TEMAS: En las Crónicas de Narnia se reflejan diversos aspectos de la religión cristiana, aunque este libro me ha parecido que lo hace de una forma más sutil que en los dos anteriores. En el capítulo titulado “El inoportuno compañero de viaje” se puede observar una alegoría de cómo Dios siempre está al lado de las personas aunque estas no lo sepan, y en el capítulo “Bree se vuelve más sensato” hay alguna similitud con el relato bíblico de la incredulidad de Santo Tomás.

También está presente el tema de la banalidad del orgullo y las consecuencias negativas que tiene en las personas, siendo la humildad la mejor manera de obtener la felicidad y también el perdón.

Mi buen caballo, no has perdido nada excepto tu vanidad”.

OPINIÓN PERSONAL: El caballo y el muchacho es la tercera aventura en orden cronológico de las Crónicas de Narnia, aunque como ocurre con El sobrino del mago, y El león, la bruja y el armario, puede ser leído independientemente. Los hechos que narra ocurren mientras los protagonistas de El león, la bruja y el armario están en la tierra de Narnia.

Este volumen me ha parecido un poco distinto a los anteriores pues se acerca algo más a la novela de aventuras, aunque la diferencia que más llama la atención es que no hay visitas de personas de nuestro mundo a Narnia.
 
El caballo y el muchacho tiene dos aspectos algo negativos que no quiero dejar de comentar. El primero es que suele ser criticado por lo siguiente: en este libro conocemos algunos de los lugares próximos al reino de Narnia, como el reino de Calormen. Los habitantes de Calormen son de clara inspiración árabe y el retrato que se hace de ellos, en general, no es nada bondadoso.

… en consideración a vuestra juventud y  la mala educación, despojada de toda gentileza y cortesía, que sin duda habéis recibido en el país de los esclavos y los tiranos…

Además, se trasluce un poco el pensamiento machista del autor (esto es algo que también se nota en algunas frases de El león, la bruja y el armario). Como esta frase puesta en boca de un muchacho acerca de la participación de un personaje femenino (cuyo nombre omito para no spoilear) en una batalla:

Ella vale tanto como un hombre o, al menos, como un muchacho”.

Pero bueno, el libro es una fantástica novela de aventuras que me ha gustado mucho y que a partir del capítulo tres fui incapaz de soltar. Así que, ya os podéis imaginar: en breve volveré a Narnia.

A cada uno le cuento su propia historia, y ninguna otra”.

¿LO RECOMENDARÍA?
: Si

VALORACIÓN:

martes, 21 de abril de 2015

Una pequeña Wishlist

Casi está aquí el Día del Libro, por lo que he estado repasando mi lista de pendientes, lista que casi debe de medir siete leguas :-),  y que sigue creciendo continuamente porque creo que no hay día en el que no añada al menos un par de libros después de que se me pongan los dientes largos viendo vuestras reseñas. Así que la he mirado y remirado y creo que estos son los que más me apetecen de todos los que tengo apuntados, a ver qué os parecen -aunque hay muchos libros más que quiero leer y seguro que leeré en algún momento (por ejemplo, Khimera, de C. P. Gellida; El bailarín de la muerte, de J. Deaver...), y puede que incluso antes que estos, porque soy muy voluble-

Fantasía




Ciencia-ficción












Terror
 


Misterio



  











Y para acabar ...
 



¿Qué opináis? ¿Cuántos habéis leído? ¿Alguno os llama mucho la atención?

jueves, 16 de abril de 2015

Elizabeth ha desaparecido (Emma Healey)

TÍTULO: Elizabeth ha desaparecido
AUTOR: Emma Healey
TÍTULO ORIGINAL: Elizabeth is missing
GÉNERO: Misterio
AÑO: 2014

RESUMEN: Maud está convencida de que su amiga Elizabeth ha desaparecido, pero nadie la cree. Tiene Alzehimer, lo que hace que sus recuerdos se olviden y confundan continuamente. Pero Elizabeth no es la única desaparición que ha sufrido Maud. Años atrás, cuando era una adolescente, su hermana mayor desapareció un día sin que nadie volviera a tener jamás noticias de ella.

OPINIÓN PERSONAL Y TEMAS:
Acabo de terminar esta novela con cierta pena por abandonar a Maud, pues confieso que le he cogido cariño.

Una de las cosas que más me ha gustado de esta novela es que la autora consiguió meterme totalmente en la piel de una persona enferma de Alzheimer, porque nuestra protagonista, nuestra heroína, padece esa enfermedad. He sentido cómo se siente, cómo ve las cosas y cómo las recuerda, y siempre se me ha hecho creíble cada línea que leía: Emma Healey ha conseguido dotar a Maud de una solidez perfecta. A lo largo de su narración, cuidada y limpia, he presenciado cómo pasado y presente se entremezclan en los recuerdos de nuestra protagonista, cómo es incapaz de diferenciar esos recuerdos cada vez más frecuentemente según avanza la narración; cómo se olvida de las cosas una y otra vez, y cómo ha de apuntar todo lo que necesita recordar. Esto es un tema clave, ya no puede fiarse de sí misma, solo de sus apuntes o de los demás, su criterio es frágil, endeble y voluble. Su mente es fácil de engañar, por otras personas o por ella misma.

Hay papelitos por toda la casa, en montones o adheridos a diferentes superficies. Listas de la compra y recetas, números de teléfono y citas, notas sobre cosas que ya han ocurrido. Mi memoria de papel. Se supone que impedirá que se me olviden las cosas. Pero mi hija dice que pierdo las notas. Eso también lo he escrito. Sin embargo, si Elizabeth hubiera llamado, habría una nota indicándolo”.

Emma Healey. Fuente de
imagen: London evening standar
Además de la enfermedad de Alzehimer, entre las hojas de Elizabeth ha desaparecido aparecen la fuerza de la amistad, la familia y los lazos que se establecen entre los diferentes miembros de ella. Y para mí ha sido muy significativa otra idea: los hechos importantes de la vida de una persona, esos hechos definitivos que nos marcan con profundas cicatrices, que nada puede borrar ni hacer desaparecer, ni el tiempo ni la enfermedad.

La novela está narrada en primera persona por Maud usando dos tiempos. El presente nos habla de su presente, de lo que le está sucediendo en estos momentos, y en pasado recuerda lo que le sucedió años atrás. Al principio me costó un poco acostumbrarme a ese estilo narrativo en el que en cada capítulo se alternan presente y pasado, pero luego lo acabé disfrutando mucho.

Los capítulos tienen título, pero éste no viene expresado con letras, sino con un dibujo. Es un detalle que me ha gustado, pues además de cierta originalidad, me ha permitido hacer el libro un poco más mío. Por ejemplo, el capítulo con un dibujo de una lata de melocotones lo titulé “Lata de melocotones”, cierto, ahí no me escurrí mucho la cabeza, pero otro con unos caracoles, lo llamé “La salida de los caracoles suicidas”.

Elizabeth ha desaparecido ha resultado ser una novela que me ha ofrecido más de lo que esperaba. Es una historia de misterio, pero que nos habla de muchas cosas, pues es un libro lleno de sentimientos, ternura y emociones.

No puedo responderle, aunque supiera la respuesta, aunque pudiera recordar la pregunta”.

¿LO RECOMENDARÍA?:

VALORACIÓN:

martes, 14 de abril de 2015

De cine: La mitad oscura.

Hoy me traigo junto al fuego un poquito de cine, que hace bastante que no lo hago. Vuelvo con la adaptación de una novela de uno de mis escritores predilectos, La mitad oscura, de Stephen King (si queréis ver la reseña podéis pinchar aquí.).

No sé si la conoceréis, pero La mitad oscura es una película de 1993 dirigida por George Romero. Romero ya había colaborado con King en la dirección de la película de relatos Creepshow (la cual recomiendo a los fans del terror y los relatos).

Está interpretada por Timothy Hutton, M. Rooker y Amy Madigan entre otros. Las actuaciones son bastante decentes, aunque el único que me convenció realmente fue Timothy Hutton en su papel protagonista. Los efectos especiales se quedan un poco cortos teniendo en cuenta la época en la que fue rodada, supongo que esto se debe a que es una película de bajo presupuesto (si no es así lo disimula muy bien). 

Se trata de una adaptación cinematográfica muy fiel al libro de King, creo que de las más fieles que he visto. La fidelidad al relato siempre me parece que es un punto a favor de la adaptación, y hace que disfrute más del film. Pero tiene un fallo, y es que la película no consigue trasmitir ni la intriga ni el desasosiego que sí logra la novela. Al menos en mí no lo consiguió, e incluso llegó a aburrirme en algún momento. El libro, como dije en la reseña, tiene un punto gore, aspecto que queda bastante limado en la película, y la verdad es que agradezco el que esas escenas no se muestren en el film.

Llegados a este punto si me preguntáis si la recomendaría, creo que os diría que solo como curiosidad aceptable de una novela del rey del terror. Teniendo en cuenta que muchas de las adaptaciones de sus obras son penosas, es algo bueno :-)

jueves, 9 de abril de 2015

El león, la bruja y el armario (Crónicas de Narnia II) (C. S. Lewis)

TÍTULO: El león, la bruja y el armario
AUTOR: C. S. Lewis
TÍTULO ORIGINAL: The lion, the wicht and the wardrobe
GÉNERO: Fantasía
AÑO: 1950

RESUMEN: Cuatro niños (Susan, Peter, Edmund y Lucy) se van a vivir al campo con un anciano profesor. En la casa del profesor encuentran un armario que les lleva a Narnia, un mundo congelado por la malvada Bruja Blanca. Una vez allí harán todo lo posible por ayudar a los habitantes de la mágica tierra.

TEMAS: En este pequeño libro se encuentran reflejados numerosos temas (aparte del central de la obra de la lucha entre el bien y el mal), muchos de los cuales tienen que ver con valores positivos, como el sacrificio, el perdón y la redención, y otros relacionados con aspectos más oscuros, como la envidia, los celos y la traición, mostrados todos ellos fundamental aunque no exclusivamente, a través de los personajes de Aslan y Edmund.

Además, el libro se asienta en la historia de la Pascua cristiana, cuyas analogías aparecen vinculadas a Aslan.

OPINIÓN PERSONAL: Empiezo diciendo que me ha encantado este libro. Me quedo en Narnia para siempre (en cuanto encuentre el armario adecuado).

La verdad es que he visto muchas opiniones negativas sobre el libro, fundamentalmente referidas a que si se lo compara con la última versión cinematográfica es una decepción. Así que lo mejor es que, si no habéis visto la película, no lo hagáis hasta después de leer la novela, y si lo habéis hecho creo que es importante no perder en ningún momento de vista que es un libro infantil: por ejemplo, la batalla final se describe en dos hojas y no es nada sangrienta.

Yo he disfrutado mucho de esta obra y lo he hecho desde el principio, empezando por la dedicatoria de Lewis a su ahijada Lucy (por cierto, una de las protagonistas de la historia se llama Lucy) para quien parece que escribió el libro. Es preciosa y me ha llamado mucho la atención, sobre todo cuando dice “Sin embargo, algún día serás lo bastante mayor para volver a leer cuentos de hadas”.
 


Al avanzar en la lectura nos adentramos en Narnia, una tierra congelada “donde siempre es invierno pero nunca Navidad” y empezaremos a conocer a personajes entrañables como la familia de castores o Tumnus el fauno.

Mis personajes favoritos se alejan un poco de lo que es lo habitual (Peter y los castores), y son Tumnus y Edmund. De Aslan eché un poco en falta más protagonismo y más ternura, como en El sobrino del mago (cuya reseña podéis ver aquí).

Todo el libro está impregnado de mitología clásica, con faunos, minotauros, arpías… me encanta imaginar todos estos seres caminando por la tierra de Narnia. Por ejemplo, en el ejército de la Bruja Blanca se encontraban todas estas criaturas:

—(…) Haz venir a los gigantes y a los hombres lobo y a los espíritus de aquellos árboles que estén de nuestro lado. Convoca a los demonios, a los espantos, a los ogros y a los minotauros. Que acudan los bárbaros, las arpías, los espectros y los habitantes de las setas venenosas. Lucharemos”.

El narrador, al igual que en El sobrino del mago, se dirige directamente al lector haciéndole cómplice de la historia. Me resulta muy fácil imaginarme a Lewis como ese narrador contándole a su ahijada las aventuras de Narnia.

Las descripciones que realiza Lewis son para mí posiblemente lo mejor del libro, creando un mundo mágico de gran belleza. Además, al igual que el anterior, El león, la bruja y el armario está ilustrado por Paulina Baynes. La portada de esta edición (Destino 2005) nuevamente es preciosa y acertada, apareciendo Aslan, la malvada bruja y las estatuas de piedra de su reino usurpado y congelado.

Muy pronto volveré a viajar a Narnia a disfrutar de su magia insondable.

¿LO RECOMENDARÍA?: Por supuesto. Y creo que recomendaría leerlo antes que El sobrino del mago, porque creo que así ganaría en intriga.

VALORACIÓN:

martes, 7 de abril de 2015

El retrato de Rose Madder (Stephen King)

TÍTULO: El retrato de Rose Madder
AUTOR: Stephen King
TÍTULO ORIGINAL: Rose Madder
GÉNERO: Fantasía
AÑO: 1995

RESUMEN: Rosie ha vivido durante años maltratada por su marido. Un día una simple gota de sangre en las sábanas le hace ver que ha llegado el momento de abandonar a su marido, Norman Daniels, y dirigirse a una nueva ciudad donde dejarlo atrás. En esa ciudad se encontrará con varias personas que la ayudaran y también con un cuadro hacia el que sentirá una extraña vinculación desde el momento en que pose sus ojos sobre él.

TEMAS: En esta novela el lector se adentra en el mundo de una mujer maltratada. Rosie nos habla de las vejaciones y abusos que tuvo que soportar de su marido mientras vivía una pesadilla. Pero además de ser dolor y miedo, Rosie es esperanza y valentía. Se escapa y decide tomar las riendas de su vida, sobreponerse a las humillaciones y seguir viviendo.

También aparece la unión de los mundos de la realidad y de lo quimérico, esto es algo que muchas veces aparece en libros de King tratado de muy diferentes formas y es un elemento que, he de confesar, suele gustarme mucho.

OPINIÓN PERSONAL: Voy al grano. Este es uno de los libros de Stephen King que menos me ha gustado y por varios motivos.

Para empezar por la propia historia: es una historia dura, que trata el tema del maltrato con escenas duras y crueles. Esta clase de historias no suelen agradarme.

(…) había empezado a pincharla con la punta de un lápiz que había sobre la mesita situada junto al sofá. La pinchó con fuerza suficiente para dejar pequeñas marcas negras en su piel, pero sin llegar a hacerle sangre. (…) Cuando habló con él para intentar averiguar qué pasaba, Norman no respondió, sino que siguió persiguiéndola mientras ella retrocedía (no quería correr, ya que eso habría equivalido a arrojar una cerilla a un barril de pólvora), sin responder a sus preguntas ni hacer caso de sus dedos extendidos. Siguió pinchándole los brazos, los hombros y el pecho”.

Además la prosa de King, su lenguaje y sus recursos literarios no son tampoco los que más me han gustado de todos los libros que de él he leído, me parecen mucho más toscos que en otras ocasiones.

Otra de las cuestiones que no me ha llegado a convencer del libro son sus personajes. La verdad es que no he podido dejar de comparar esta novela con Dolores Claiborne, y tal vez por eso no me haya gustado demasiado. Esa novela de King también tiene como protagonista a una mujer maltratada pero la historia no es tan dura como esta, el estilo no es el mismo, y sus personajes me ganaron totalmente. En Dolores Claiborne, King me convenció dando voz a Dolores Claiborne, pero aquí no lo consiguió más que en ciertos momentos. En cuanto al marido maltratador, en Dolores Claiborne era un ser mezquino y miserable, un cobarde. Pero Norman Daniels no es un simple maltratador, sino algo más. Un hombre muy, muy loco, un sádico al que le faltan varios tornillos en la cabeza y que según avanza la novela, va perdiendo además de los tornillos, las tuercas, los clavos y finalmente cualquier pieza que pudiera tener en la sesera.

El último motivo por el que no me ha gustado esta novela es el final: los finales no suelen ser lo mejor de King, pero en este caso es la gota que colma el vaso.

El retrato de Rose Madder es un libro que, a pesar de que no haya disfrutado mucho (de hecho solo lo acabé porque forma parte del reto de Stephen King), es bastante imaginativo, pues además de la parte “real” de la vida y huida de Rosie Daniels tiene una parte de fantasía que se entremezcla con la mitología griega. Hay muchas referencias (no explícitas) a esta mitología, por ejemplo al río Lete, del que si bebías perdías la memoria; o la granada, fruto del que comió Perséfone y por el que quedó eternamente vinculada al infierno; o las múltiples persecuciones de los sátiros y otros monstruos a las ninfas del bosque. Aunque el elemento principal referente a la mitología griega que aparece es, sin embargo, otro, pero no quiero revelarlo porque podría ser un spoiler, y supongo que os gustará reconocerlo por vosotros mismos.

—(…) Creo que lo peor ha sido el río. Quería beber.
—¿Hay muchas cosas en tu vida que querrías olvidar?
—Sí, creo que sí
”.

De todas formas el conjunto final de toda esta mitología (incluido el final) me ha resultado como una amalgama que King no ha sabido cuajar del todo. Un punto más que no me convenció.

Posible reconstrucción del cuadro de Rose Madder.
Fuente de imagen: Spiders lullaby blog

El elemento que une los mundos de realidad y fantasía es un cuadro, un cuadro que cambia con el tiempo. Este elemento no es nuevo. Montague Rhodes James (1862-1936), considerado por muchos el mejor escritor de cuentos de fantasmas, ya lo usó en su historia El grabado: “Al verlo, casi estuvo a punto de dejar caer al suelo la palmatoria, y aún hoy confiesa que, de haberse quedado a oscuras en ese momento, le habría dado un ataque. Pero no fue así, de manera que pudo examinar el cuadro. No cabía la menor duda; por imposible que pareciera, era absolutamente cierto. En el centro del césped, delante de la desconocida casa, donde a las cinco de la tarde no vio nada, había una figura embozada en un extraño ropaje negro con una cruz blanca en la espalda, que avanzaba a gatas hacia el edificio”.

El libro está narrado en tercera persona alternándose los puntos de vista de Rosie y de su marido, Norman, y distinguiéndose ambos por la tipografía usada, que es diferente en cada caso (el punto de vista del marido está en cursiva). Me ha parecido curioso que el epílogo y el prólogo, a diferencia del resto de capítulos, estén escritos en tiempo presente, lo cual les otorga más fuerza narrativa.

Uno de los personajes secundarios del libro se llama Dorcas, supongo que como homenaje del autor a su mujer, pues Dorcas fue una noble judía que vivió en el siglo I d. C. cuyo nombre en arameo era Tabita (la mujer de S. King se llama Tabitha).

Como sus fans sabemos, a King le gusta unir sus historias. En esta novela aparecen varias veces mencionados los libros de Misery que escribe Paul Sheldon, el escritor protagonista de la novela Misery.

Cuando se incorpora, ella ve la portada, que muestra a una mujer con una blusa blanca de campesina de pie en la proa de un barco. El viento le azota el cabello de un modo espectacular, dejando al descubierto sus hombros lechosos. El título El viaje de Misery, aparece en brillantes letras plastificadas de color rojo”.

King dice en Mientras escribo que El retrato de Rose Madder e Insomnia son dos novelas muy trabajadas pero que no destacan por su calidad, y en algún lugar he visto que King ha dicho que jamás debió escribir El retrato de Rose Madder (aunque no recuerdo donde y puede que sea una leyenda urbana -o internáutica-) :-). Yo quería leer este año Insominia, pero, por si acaso, y teniendo en cuenta el resultado obtenido con El retrato de Rose Madder y la opinión de su propio autor, de momento voy a postergar su lectura un tiempo. Todavía tengo muchos libros de King donde elegir.

¿LO RECOMENDARÍA?: Yo NO. Pero he visto muchas críticas buenas de este libro y me lo habían recomendado en varias ocasiones. 

VALORACIÓN: